Una nueva investigación basada en rocas recolectadas en la costa de la península de Yucatán (Chicxulub) en 2016, afirma.

El asteroide de 7.5 millas de ancho que golpeó la tierra hace 66 millones de años provocó incendios forestales a más de 44 mil kilómetros de distancia, además de provocar un Tsunami, con investigaciones de la Universidad de Texas.

Los científicos descubrieron que un asteroide puede ser tan poderoso como 10 mil millones de bombas atómicas de la Segunda Guerra Mundial.

Se calcula que se expulsó 325 mil millones de toneladas métricas de azufre en la atmósfera. Esto provocó una gran consecuencia atmosférica lo cual pudo haber causado poco a poco la extinción de los dinosaurios.

Sean Gulick señalo que el proyecto fue tan emocionante por haber visto representado con detalle el evento de aquel día en el que el asteroide choco en la tierra.

“Para mí, personalmente, recolectar con éxito los núcleos del anillo máximo del cráter Chicxulub fue el fruto de años de redacción de propuestas y planificación hecha realidad”.