La navidad está cada vez más cerca y aquí te decimos cuales son los mejores destinos para celebrarla.

Navidad es una de las festividades más esperadas del año, desde los villancicos, reuniones familiares, regalos y un buen chocolatito caliente con malvaviscos y que mejor para unas buenas vacaciones con la familia en los lugares más navideños.

Así que te dejamos los mejores sitios para disfrutar de esta época de magia.

Basilea, Suiza

Está ciudad cuenta con la mayor tradición navideña en todo Suiza, con una maravillosa iluminación festiva, también cuentan con grandes exposiciones temporales de los museos, conciertos y actividades.

Una de las mayores atracciones en esta ciudad es el famoso Fondue am Fluss, que es un pabellón de invierno decorado sobre el río en la terraza del Sorell Hotel Merian, en donde se puede reservar para la cena de Navidad.

Múnich, Alemania

La capital de Baviera al sur de Alemania es una de las ciudades que valen la pena visitar en estas épocas. Las calles y plazas se llenan de vida con sus mercados, luces, decoraciones y pistas de patinaje sobre hielo, ¡cuidado con estas!

La gente aprovecha para disfrutar del famoso Christkindlmarkt, este mercado navideño cuenta con comida, bebidas, música alemana, cantos y bailes, además de venta de decoraciones navideñas y  regalos.

Si visitas esta ciudad tienes que probar el  Glühwein que es un vino caliente muy dulce y perfecto para combatir el frío. Este vino es una de las bebidas típicas de estas fechas.

Madrid, España

Esta es otra ciudad con un gran espíritu navideño. En La Puerta del Sol colocan un gran árbol  de Navidad iluminado, en este lugar es donde la gente se da cita para despedir el año nuevo.

Lo típico para terminar la noche es un chocolate caliente con churros en la chocolatería de San Ginés.

Si quieres hacer actividades puedes ir al programa oficial de Navidad de Madrid por parte del ayuntamiento local.

Bruselas, Bélgica

Bruselas tiene un ambiente muy especial, desde la última semana de noviembre hasta principios de enero, la Navidad está presente en cada espacio de la capital belga.

La Place Sainte-Catherine es un lugar que tienes que visitar obligatoriamente, por su gran altura, permite disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Una de las cosas que debes comer es un gofre calientito y bañado de chocolate en Le Funambule, lo puedes acompañar con una bebida caliente mientras recorres las calles de esta ciudad.