La cantante y su esposo están en proceso de divorcio y la fortuna de la misma está en riesgo.

Tras ya siete años de relación con Simon Konecki el divorcio está más cerca que nunca, la cantante anuncio su separación en el mes de abril pero no fue hasta unas horas que la intérprete dio a conocer a sus fans que su divorcio ya es oficial y se realizara en una corte en los Ángeles California.

“Adele y su pareja se han separado. Están comprometidos a criar a su hijo juntos, con amor. Como siempre, piden privacidad. No habrá más comentarios”. Esto fue lo que se comentó en el mes de abril.

La cantante y Simon iniciaron su romance en el verano del 2011, meses después en octubre se convirtieron en padres del pequeño Ángelo, para el 2016 decidieron contraer matrimonio con una boda secreta.

View this post on Instagram

Summer 2019 💫

A post shared by Adele (@adele) on

Uno de los temas que se estuvieron tratando fue la custodia de su hijo que tienen en común, así como las finanzas: un periódico señalo que la cantante podría perder la mitad de su fortuna la cual es de unos 175 millones de euros, quedaron en acuerdo que la ruptura quedara amistada por el bien de su hijo.

“Es muy improbable que la cosa se ponga fea”. Asegura la cantante.