Katy Perry mostró su versión más relajada en medio del aislamiento social -  El Intransigente

Una mujer que irradia belleza luego de ser madre es de lo mejor para ellas. Y así luce Katy Perry luego de convertirse en mamá el pasado 27 de agosto, con la llegada de su hija Daisy Dove Bloom, quien ha traído la mayor felicidad para el hogar que conformó junto a Orlando Bloom.

La pareja está viviendo su mejor momento, disfrutando de su hija, quien es la segunda del actor británico de 43 años que ya había sido papá en el pasado junto a su ex-esposa Miranda Kerr.

Aunque la mayor ilusión de Katy Perry era convertirse en madre, volvió a su vida artística al siguiente día del alumbramiento de su pequeña, con el lanzamiento de su nuevo álbum “Smile”. Después al mes y medio, regresó a su silla de juez en el reality show American Idol, junto a Lionel Richie y Luke Bryan.

Y es aquí donde compiten los nuevos talentos en Estados Unidos, que la artista pop se ha lucido mostrando su vigor al reincorporarse a su vida laboral como cantante, dejando ver que ya retomó su figura y sus curvas en diferentes outfits que realzan su belleza.

Además de gozar la maternidad y de su nuevo álbum, Katy Perry también unió su voz con la cantante Aitana y Tiesto para interpretar el tema “Resilient” en su versión remix.

Desde su cuenta oficial en Instagram, la hermosa artista estadounidense reapareció con un nuevo look que incluía unas extensiones para su cabello, el cual lució largo en una lujosa cola de caballo muy alta con rizos rubios con los que deslumbró en el set de grabación de American Idol.

La orgullosa madre compartió con todos sus fans algunas fotografías en la que presumió un fabuloso vestido confeccionado en tejido metalizado tornasolado que dejaba ver un azul, dorado y verde que se confundían en las luces del programa.

La cantante de 38 años combinó su vestido con unos deslumbrantes pendientes colgantes llenos de brillantes de gran tamaño de la reconocida marca Gucci, con lo que logró un estilismo de ensueño.