Un arte y deporte a la vez como lo es el ballet, que ha tenido grandes historias en sus presentaciones, uno de ellos es El lago de los cisnes, que incluso ha inspirado películas. Aquí su historia

Resultado de imagen de el lago de los cisnes

La famosa historia de ballet se presentó por primera vez en el Teatro Bolshói, en Moscú; con una coreografía de Julius Reisinger el 4 de marzo de 1877. Aunque estas presentaciones no tuvieron mucho éxito, en 1895, Marius Petipa y Lev Ivanov crearon una nueva coreografía que encantó con éxito en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo. Petipa creó la coreografía del primer y segundo acto, mientras que Ivanov del tercer y cuarto acto.

La música de este recital se compuso por el famoso ruso Pitr Ilich Tchaikovsky. El libreto de toda la obra fueron Vladimir Beghitchev y Vasili Geletzer. La presentaciones que vemos en la actualidad están compuestas por coreografía, música y libreto de estos cinco personajes mencionados.

El lago de los cisnes

Esta obra nos cuenta la historia de un príncipe que es presionado a casarse con una mujer, por lo que él no está muy feliz, así que en un intento por distraerse, sale a cazar cisnes, pero en un momento se encuentra con la reina de los cisnes, que de pronto toma una forma humana y la belleza de ésta cautiva al príncipe.

La reina cisne le cuenta al príncipe que está atrapada en un hechizo y que solo toma forma humana en la noche. Que un hechicero le puso esa maldición y que solo con un amor verdadero y fiel se rompería el hechizo. El príncipe le pide casarse con ella y promete amarla y no serle infiel.

Crean un plan para ir al castillo a pedirle la mano frente a la reina, madre del príncipe; pero el hechicero, al darse cuenta del plan, irrumpe la velada con su hija transformada en la reina de los cisnes pero de vestimenta negra. El príncipe, sin saber que esa no es su amada, cae enamorado y pide al hechicero (sin saber que es él) la mano de la “reina cisne”, al hacer esto, la verdadera reina cisne cae débil y el hechicero burlándose da cuenta a todos de lo ocurrido y del plan fallido de los amantes.

El príncipe busca a la reina cisne y ruega su perdón, a lo cual ella accede, cuando de pronto aparece el hechicero malvado y es retado por el príncipe, que con la fuerza del amor que siente por la reina cisne, gana la batalla y por fin termina junto a su amada.

Sin duda una historia fantasiosa muy asombrosa que nos encanta a todos, y cómo no quedar asombrados ante los profesionales bailarines y la perfecta y nostálgica música de Tchaikovsky.

¿Te gusta la historia? ¿Ya has visto esta obra? ¿Qué te parece la coreografía de los cuatro los actos?