Un cometa descubierto recientemente está viajando relativamente cerca de la Tierra, brindando un espectáculo nocturno luego de haber pasado cerca del Sol y extendido su cola.

Los científicos dijeron que el cometa tiene unos 5 kilómetros (3 millas) de diámetro. Su núcleo está cubierto de material carbonoso que data del origen del sistema solar hace 4.600 millones de años.

El cometa fue visible en todo el hemisferio norte hasta mediados de agosto, cuando se dirigirá de nuevo hacia la zona exterior del sistema solar. Aunque es visible a simple vista en cielos oscuros con baja o nula contaminación lumínica, se necesitan prismáticos para ver la cola, indicó la NASA.